La importancia de las remesas en la economía cubana

Por decenas de años se ha hecho muy difícil medir el desempeño real de la economía cubana. Varios factores distorsionan y dificultan el poder hacer un cálculo razonable sobre el desarrollo económico del país. Entre los factores más importantes podemos destacar la dualidad monetaria, la cual impide un cálculo real del desempeño de las empresas cubanas y la medición de su rentabilidad. También es importante la no transparencia en datos en renglones importantes de la economía, como por ejemplo la exportación de servicios, los cuales no se desglosan, más bien se comportan como una caja negra de la cual no se sabe su contenido, ni el detalle de las actividades que la componen, generando grandes dudas en los expertos y economistas locales e internacionales, así como en las organizaciones internacionales que estudian con interés la economía de la isla. Otro factor es la no publicación del valor de rubros importantes como las remesas recibidas por vías oficiales, así como la no publicación de las reservas internacionales en divisas, el “peculiar” método de calcular el PIB de la economía cubana, inconsistente con los estándares internacionales de cómo se calcula este indicador, la dudosa confiabilidad de los datos oficiales, la demora en la publicación de esos datos, la ocultación de otros, etc.

A pesar de las barreras apuntadas no queda otra alternativa que analizar los datos a partir de las cifras oficiales que el gobierno cubano emite y de alguna manera ajustarlas triangulando información que es emitida por terceros, como por ejemplo las exportaciones de productos y servicios de los países que comercializan con la isla y las importaciones de productos y servicios que estos mercados reciben de la isla. Obviamente esto hace más engorroso el poder hacer estos cálculos y correcciones, pues implica tener un equipo de inteligencia comercial para monitorear el desempeño de decenas de variables de un sinnúmero de países que tienen comercio con Cuba, lo cual encarece la investigación y monitoreo constante de estas actividades.

Por tanto, para poder tener una idea realista del desempeño de la economía del país es necesario acudir a otros métodos y técnicas que nos permitan comparar y estimar el valor de las variables de la macroeconomía y microeconomía que mayor impacto o peso tienen en la economía del país. Un análisis comparativo del desempeño de estas variables nos permite poner en contexto la realidad de la economía actual, sus fortalezas, debilidades, y evaluar un sinnúmero de factores que influyen en la política doméstica de cómo se gestiona la economía del país.

Este tipo de análisis también ayuda a comprender cuales son los sectores de peso en la economía cubana, lo cual clarifica y constituye una gran ayuda a las empresas, hombres de negocios y entidades que por algún interés les interesa conocer el desempeño de la economía cubana, ya sea por intereses comerciales, por explorar oportunidades de inversión en la isla o por intereses de competencia en la región del Caribe.

Siguiendo esta lógica de pensamiento, una de las formas de obtener un rápido y certero análisis sobre la economía cubana es comparar los principales rubros que generan ingresos en la economía del país. Esto nos permite conocer a primera vista como está distribuido el balance de poder en la economía, cuales son los rubros más estratégicos y quiénes son los responsables por cada uno de estos rubros.

Nuestro esquema de análisis se basa en comparar los principales rubros exportables de la economía cubana con los ingresos provenientes de las remesas del exterior. Esta comparación nos permite, por un lado, poner en contexto el alcance real del poder de la economía interna, evaluar su capacidad de exportación y el peso que tienen estas exportaciones en el desempeño de la economía. Por otro lado, nos permite conocer el nivel de dependencia que tiene la economía de las remesas que llegan del exterior y el peso que estas tienen en el desempeño de la economía cubana.

Remesas vs. rubros exportables

En 2016, las remesas en efectivo enviadas a la isla alcanzaron una suma de 3,444.68 millones de dólares, mientras que las remesas en mercancías sumaron un estimado de 3,000 millones de dólares. Entre ambas, la población cubana recibió un total de 6,444.68 millones de dólares, una cifra superior a la suma en conjunto de varios de los renglones más importantes de la economía cubana, como la exportación de níquel (464 millones de dólares), azúcar y sus derivados (360 millones de dólares), tabaco (211 millones de dólares), mariscos y pescados congelados (74 millones de dólares), medicinas (900 millones de dólares), productos agropecuarios (24 millones) e incluso el ingreso del turismo (2,907.1 millones de dólares), las cuales en total sumaron 4,959.1 millones dólares en dicho año. Ver la Figura 1.

Figure 1. Comparison of remittances with main sectors of the Cuban economy (in millions of dollars), 2016

Source: Havana Consulting Group

Sin embargo, esta última cifra de la suma de 7 de los principales rubros exportables de la economía cubana se refiere a valor de exportaciones brutas, de las cuales se debe descontar los costos de producción, costos de operación y costos de comercialización, etc., lo que significa que la ganancia neta estimada de estos sectores se reduce a alrededor de 1,137.2 millones, que es 5.6 veces menor que el valor de la asistencia financiera brindada por la diáspora cubana a familiares y otras personas en la isla.

Vale la pena señalar que esta misma comunidad de exiliados soporta todos los costos de envío de dinero y mercancías, por lo que los 6,634 millones que la diáspora ofrece en asistencia representan un valor neto. Las remesas son la principal fuente de ingresos para las familias en Cuba y la principal fuente de ingresos del comercio minorista dolarizado en el país.

Crece la dependencia que tiene la economía cubana de las remesas provenientes del exterior

Si comparamos en los últimos 9 años los siete rubros exportables con las remesas que llegan a Cuba, los resultados muestran una dependencia cada vas más fuerte de la economía cubana de las remesas del exterior y al mismo tiempo una economía con un nivel de exportaciones que no crece en el tiempo.

Figure 2. Comparison of remittances in cash and total remittances with the 7 main sectors of the Cuban economy (in millions of dollars), 2008-2016.

Source: Havana Consulting Group based on the data published by the National Office of Statistics and Information ONEI and in own sources.

Si comparamos el crecimiento conjunto de las exportaciones cubanas en siete de los rubros más importantes (turismo, níquel, azúcar y sus derivados, medicamentos, productos del mar congelados, tabaco y productos agropecuarios) en los últimos 9 años vamos a constatar que fue de 258.8 millones de dólares, mientras que las remesas en efectivo crecieron 7.18 veces más, unos 1,997.62 millones de dólares. Si lo comparamos con las remesas totales (efectivo y mercancía) la diferencia es 15.99 veces superior, unos 4,397.62 millones de dólares.

Crecimiento de las remesas en efectivo

Las remesas en efectivo a Cuba han tenido un crecimiento constante y exponencial en los últimos 9 años. De 1,447.06 millones de dólares registrados en el 2008 pasaron a 3,444.68 millones de dólares en el 2016, generando un crecimiento promedio anual de 221.96 millones de dólares. Ver Figura 3.

Figure 3. Remittances to Cuba in cash (in millions of dollars), 2008-2016.