Crecimiento turístico impacta fuertemente en la infraestructura cubana.

Una gran afluencia de turistas está afectando la infraestructura turística de Cuba. Hasta septiembre de 2015, las llegadas de turistas habían sobrepasado la cifra de 400,000 respecto a igual período del año anterior, en camino de superar antes de finalizar el año el récord de más de 3 millones de turistas recibidos en el 2014. Los analistas predicen niveles aún más altos para el 2016. Sobre todo impulsado por el alza de los viajes desde los EE.UU, mercado que constituye motor principal de este crecimiento.

Las estadísticas oficiales cubanas no muestran la cantidad de personas que viajan desde los Estados Unidos a la isla. Estos viajeros se incluyen en la categoría de "otros", la cual ha estado creciendo rápidamente en los últimos años y está en segundo lugar después de Canadá en el listado de mercados emisores de turistas a Cuba.